martes, 27 de marzo de 2018

Operación Scoglio

Operación Scoglio

A principios de 1943 era evidente que la fortuna de Italia en la Segunda Guerra Mundial estaba declinando rápidamente, y debido a esta circunstancia era urgentemente necesario realizar una hazaña excepcional para frenar en un primer momento e incluso posteriormente impulsar dicho desmoronamiento moral. En consecuencia, en febrero, el Estado Mayor de la Regia Aeronautica puso en marcha los preparativos necesarios para lanzar un ataque aéreo sobre Gibraltar, por cierto, un objetivo que siempre estuvo presente para propósitos propagandísticos. Para esta incursión, de nombre clave Operación Scoglio u operación roca, por el sobrenombre de la isla, los italianos seleccionaron diez tripulaciones de bombardero-torpedero procedentes de las unidades antibuque más efectivas disponibles en ese momento, en el Mediterráneo. Estas tripulaciones cuidadosamente seleccionadas, y que se hallaban lideradas cada una por reconocidos ases de la aviación, formaron una unidad especial y específica para esta operación denominada Reparto Speciale Aerosiluranti, a menudo citada también como Gruppo Speciale Aerosiluranti, Entre los pilotos veteranos seleccionados se incluyeron a los capitanes Giuseppe Cimicchi, Giulio Cesare Graziani, Marino Marini, Carlo Faggioni, Francesco Di Bella, Dante Magagnoli, Giuseppe Amoruso, Vittorio Pini Maggiori Franco Melley y  Gabriele Casini.


De izquierda a derecha Capitani Giulio Cesare Graziani, Francesco Di Bella, Maggiore Franco Melley, Capitani Marino Marini y Giuseppe Cimicchi. Todos ellos integrantes de la Reparto Speciale Aerosiluranti,

Liderados por el temible Tenente Colonnello Carlo Unia, la nueva unidad fue equipada con la última variante del bombardero-torpedero Savoia-Marchetti Sparviero, el S.79bis, más rápido y mejor armado que las versiones anteriores. Para mejorar la velocidad y la autonomía de la S.79bis fue equipado con los nuevos motores de Alfa Romeo 128 y eliminada la  góndola ventral.

El 19 de junio el Reparto Speciale con diez S.79bis trimotores de largo alcance se trasladó a Istres, al sur de Francia, para desde allí partir hacia Gibraltar y llevar a cabo el previsto ataque con torpedos. El tren de aterrizaje del avión pilotado por el Capitano Graziani y el Tenente Porthos Ammannato se rompió al tocar tierra, quedando inutilizado. Por lo tanto, en la medianoche del día 20, solamente nueve bombarderos-torpederos despegaron hacia Gibraltar. Ya en el aire, siete aviones de la formación se vieron fueron obligados a regresar a la base debido a problemas mecánicos, dejando sólo dos aviones, los pilotados por los ases torpederos Cimicchi y Faggioni, en el ataque a la base naval británica.

Las defensas británicas fueron tomadas totalmente por sorpresa, sus baterías antiaéreas fueron incapaces de abrir fuego y solamente sus focos reflectores iluminaron el oscuro cielo. Los dos torpederos Sparviero lograron lanzar sus torpedos. Cimicchi lo hizo a las 05:10 h. justo después de que su avión fuese iluminado por un reflector. Envió su torpedo hacia los cargueros anclados en el puerto de buques mercantes situado cerca de la ciudad española de La Linea. En su informe posterior, Cimicchi indicó que había lanzado su torpedo a una distancia de 1500 m. y a una altitud de 200 m. Faggioni sufrió un retraso en su lanzamiento que no se produjo hasta las 05:39 h. ya que en un primer momento, concretamente a las 05:16 h. el mecanismo de liberación no funcionó correctamente. Ambos tripulaciones desempeñaron con éxito su misión pero sus torpedos no pudieron explotar. Cimicchi regresó a Istres a las 09:40 h. pero Faggioni se quedó sin combustible y se vio obligado a aterrizar de forma forzosa cerca de Barcelona, en España. Su avión fue internado y la tripulación posteriormente repatriada. A pesar de su resultado sin éxito, la incursión de Gibraltar fue una acción notable.


Savoia-Marchetti SM.79bis

Los Sparviero de la Reparto Speciale volvieron a la acción durante la noche del 24 al 25 junio, realizando una misión antibuque en el sector de la costa argelina comprendida entre Bougier-Algiers-Orán. Ocho bombarderos-torpederos S.79bis despegaron de Istres entre las 02:00 h. y las 02:20 h., pero sólo de nuevo cinco de ellos fueron capaces de lanzar sus torpedos hacia cargueros y nuevamente otra vez sin éxito. Trágicamente, la unidad pagó caro este decepcionante resultado pues el Sparviero del Capitano Vittorio Pini no regresó a la base de partida, quedando toda su tripulación como desaparecida en combate.

El 27 de junio el Reparto Speciale Aerosiluranti, comandada por el Tenente Colonnello Unia, volvió a Littoria desde Istres. Lamentablemente, este regreso viaje estuvo marcado por la pérdida de otro S.79bis, en concreto el pilotado por el Tenente Pasquale Vinciguerra, y que transportaba personal de tierra especializado, ya que se estrelló entre Forli y Ferrara en el norte de Italia debido al mal tiempo, pereciendo tanto la tripulación como el pasaje.

Las acciones de la unidad Reparto Speciale Aerosiluranti muestran de forma clara el estado de las fuerzas aéreas italianas en 1943, buenos pilotos con notables aparatos no pudieron completar con éxito sus misiones por graves fallos de mantenimiento.