lunes, 10 de abril de 2017

Mariya Ivanova Dolina

Mariya Ivanova Dolina



Mariya Dolina puede ser considerada como la "Abuela dela aviación soviética de bombardeo`". Nacida el 18 de diciembre de 1922 en el oblast de Omsk, Siberia fue la mayor de diez hermanos de una empobrecida familia rural. Cuando su padre por problemas de salud perdió su trabajo por discapacidad, Mariya abandono el 8º curso de primaria para entrar a trabajar en una fábrica y mantener su familia.

Dolina ingreso en un club de planeadores convirtiéndose en la mejor estudiante de su clase. No pudo entrar en un primer momento en la escuela de vuelo al tener dos años menos de la edad mínima de ingreso pero el instructor del club de vuelo solventó el problema falsificando la edad de su pupila al añadir los dos años necesarios, por lo que desde ese día permanece inalterado el expediente en los registros oficiales. Mariya se graduó antes del inicio de la guerra como teniente por la Escuela de Vuelo Kherson y paso a formar parte de la aviación comercial.

Cuando de forma repentina se inicio la contienda, la primera misión que realizó Dolina fue ayudar a destruir su aeródromo y depósitos de combustible para impedir que cayeran en manos enemigas y trasladar su avión mas al este, hacia territorio seguro. Al día siguiente, entró oficialmente a formar parte de las fuerzas aéreas soviéticas. Tras el entrenamiento necesario, Dolina fue asignada al 587º Regimiento de bombardeo en picado que volaba con los rápidos bimotores Petlyakov Pe-2, bombarderos medios de tres tripulantes. Dolina comenzó su servicio militar como asistente del comandante en el escuadrón aéreo que fue renombrado como 125º Regimiento de bombarderos en picado Guardias "M.M. Raskova" Borisov.

El 11 de junio de 1943, el avión de Dolina fue alcanzado durante una misión sobre Kuban. Aun siendo alcanzado por fuego antiaéreo, Dolina pudo completar su pasada y poner rumbo a casa. En el trayecto de vuelta, fueron atacados por cazas alemanes. El artillero pudo derribar un avión enemigo antes de verse obligada  a aterrizar sobre el vientre del avión en un campo cubierto de hierba. El avión entero se hallaba en llamas, el artillero de cola que estaba herido en un apierna levanto con una palanca la cabina y saco a Dolina y  a su navegador Galina Dzhunkovskaya. Los tres tripulantes con los monos en llamas tuvieron que rodar por el suelo para evitar sufrir mayor quemaduras. Al final fueron rescatados por una unidad de artillería. Dolina paso un mes en el hospital con una lesión por pinzamiento espinal que le ocasiono malestar desde ese día y en adelante.

 Los operaciones diurnas de ataques a tierra contra las líneas enemigas fueron extremadamente peligrosas. Solo cinco mujeres piloto de Pe-2 vivieron lo suficiente para convertirse en Heroínas. La capitán de Guardias Mariya Dolina completó 72 misiones y fue condecorada como Heroína de la Unión  Soviética el 18 de agosto de 1945. Dolina derribó tres aviones y lanzó 45.000 Kg de bombas sobre las líneas enemigas durarte toda la guerra contra depósitos de munición, bunkers, concentraciones blindadas, baterías de artillería y líneas de suministro así como apoyo a las tropas terrestres soviéticas.


Petlyakov Pe-2

Tras la guerra Dolina ocupo varios puestos políticos. Volvió a convertirse en un referente cuando en 1990 en el Congreso de Veteranos de Guerra hablo apasionadamente de los aprietos económicos que padecían las mujeres ya mayores veteranas de guerra y que nadie se atrevió a cortar su discurso de más de diez minutos cuando el tiempo límite era de cinco. Una vez terminó el discurso del presidente, Dolina pidió una subida en las pensiones de los veteranos en una exposición convincente sin precedentes. Gorbachov respondió de pie, asintiendo de cabeza y aplaudiéndola. Al día siguiente, las pensiones habian subido.


El presidente Leonid Kuchma de Ucrania, en el 50 Aniversario el fin de la Gran Guerra Patriótica, promociono a Dolina al rango de comandante. El 3 de marzo de 2010, Dolina murió en Kiev a la edad de 83 años.