jueves, 19 de mayo de 2016

Fuerza Aérea Finlandesa

Fuerza Aérea Finlandesa.

Insignia de la Fuerza Aérea Finlandesa

La Fuerza Aérea Finlandesa fue una de las ramas de las fuerzas de defensa finlandesas. Sus tareas de tiempos de paz eran la vigilancia del espacio aéreo, vuelos de identificación y el entrenamiento de las formaciones aéreas con fines de preparación ante una posible contienda. Como arma separada del ejército, la fuerza aérea finlandesa fue fundada el 4 de mayo de 1928, si bien venia existiendo oficialmente desde el 6 de marzo de 1918 como el Cuerpo de Aviación del Ejército, a semejanza por ejemplo de los Estados Unidos.

En la década de 1930, se produjeron dos grandes controversias en la instauración del arma aérea finesa. La primera cuestión se hallaba en priorizar o bien los aviones de caza o bien los bombarderos, al final ganó la opción de la aviación de caza. Y el otro punto conflictivo estribaba en qué país sería el destinatario de la compra de aviones. El jefe del Consejo de Defensa, Carl Mannerheim, abogaba por Alemania mientras el comandante de la Fuerza Aérea, el entonces coronel y posterior teniente general Jarl Lundquist, se inclinaba hacia Gran Bretaña. Mannerheim subrayó el peligro de posibles ataques aéreos sobre las ciudades finlandesas cuando reclamó más fondos para la fuerza aérea, pero sin embargo dio prioridad a la adquisición de aviones de apoyo aéreo a las tropas terrestres.

En septiembre de 1939, la Fuerza Aérea Finlandesa (FAF) solamente disponía de 36 interceptores modernos, concretamente Fokker D-XXI holandeses, y 21 bombarderos, 14 Bristol Blenheims y 7 Junkers K430. Lundquist desplegó sus limitados aviones de combate disponibles al frente para proteger el ejército y defender como fuese posible el espacio aéreo finlandés. Tras la invasión soviética de Finlandia en noviembre de 1939, los bombarderos fineses atacaron los campos de aviación enemigos y apoyaron las fuerzas de tierra. A finales de diciembre de 1939, la FAF pudo adquirir más cazas Fokker, pero sus mejores aviones llegaron en la forma de Morane-Saulnier MS-406 comprados a Francia. Los finlandeses también adquirieron mas Blenheims, cazas Brewster F2A Búfalos americanos  con quien los finlandeses disfrutaron de un éxito considerable a pesar de ser un avión muy denostado, cazas italianos Fiat G-50 y mas MS 406icional. Sin embargo la mayoría d estas unidades llegaron demasiado tarde.


Fokker D-XXI, principal caza fines al inicio de la guerra.

Durante la guerra de invierno (30 noviembre 1939-12 de marzo de 1940) contra la Unión Soviética, se fueron concretando las tácticas utilizadas por la Suomen Ilmailuvoimat, Fuerza Aérea Finesa en finlandés, que se perfeccionaron durante la Guerra de Continuación. El primer combate real para la Ilmailuvoimat se produjo durante la invasión soviética de Finlandia. En esta guerra, los finlandeses anotaron 190 derribos confirmados  y más de 100 probables, así como otros más de 300 que fueron destruidos por el fuego antiaéreos o en el suelo. Alcanzaron una proporción 16:1 en combate aéreo, es decir los finlandeses derribaron 16 aviones soviéticos por cada uno que los soviéticos derribaron.

La Ilmailuvoimat, pequeña y mal equipada siguió ciertos principios para asegurar el éxito. En primer lugar, concentrar su poder de combate y utilizar el factor sorpresa, alcanzado puntual superioridad aérea. En segundo lugar, volando en formaciones pequeñas y  flexibles. Posteriormente, exigió a sus pilotos ser expertos en acrobacias y maniobras de combate. Finalmente, los pilotos finlandeses fueron entrenados continuamente hasta que fueron maestros en tiro de precisión.


Teniente General Jarl Lundquist, comandante de la Fuerza Aérea Finesa

En 1941, cuando Finlandia volvió a entrar en guerra  otra vez  con la Unión Soviética, contienda denomina da como Guerra de Continuación, su fuerza aérea había aumentado substancialmente. A grandes números, disponía de  144 cazas modernos, con una mezcolanza de aviones británicos, franceses, holandeses e italianos, 44 bombarderos británicos y ex  soviéticos; y 63 aviones de reconocimiento sobre todo británicos y alemanes. Una vez que comenzó la guerra de continuación, Finlandia el acceso a aviones de otros países fue cortado excepto Alemania, circunstancia bastante lógica. Los finlandeses tenían su propia industria aeronáutica, que produjo un número limitado de aviones, incluyendo el caza VL Myrsky II.

La estrategia de la fuerza aérea finlandesa estuvo marcada por la agresividad; cazas solitarios tacaron aviones soviéticos generalmente sin importar el número de aviones enemigos. La FAF empleó como marca de identificación una esvástica azul, al parecer sin ninguna relación con la cruz nazi. La Luftwaffe y FAF cooperaron en este conflicto, si bien no pudieron impedir todos los bombardeos enemigos en territorio finlandés ni salvaguardar completamente el ejército finlandés de ataques aéreos.

Inicialmente, los finlandeses tuvieron bastante éxito contra los soviéticos, logrando una relación de  derribos de 32: 1. Conforme la guerra avanzaba, la eficacia de las fuerzas finlandesas fue siendo cada vez menor a pesar de la adquisición de un número limitado de excelentes aviones alemanes como el caza Messerschmidt Bf 109G y bombardero multiuso Junkers Ju 88.


Messerschmidt Bf 109G de la Suomen Ilmailuvoimat

La batalla del Golfo de Finlandia es el mejor ejemplo de las operaciones aéreas durante la guerra. Los pilotos de caza finlandeses consiguieron grandes victorias, logrando una relación de intercambio promedio de 25: 1. Su estrategia de concentrarse en el combate aéreo marcó la diferencia; atacar las bases aéreas soviéticas mediante raids no valía la pena ni arriesgarse. Los soviéticos no tenían escasez de aviones pero carecían de pilotos experimentados. Al centrarse en la eliminación de estos pilotos soviéticos capacitados, los finlandeses alcanzaron la superioridad aérea.


Los soviéticos no quisieron o no creyeron oportuno implicar las fuerzas necesarias para derrotar a los finlandeses militarmente, y así el 4 de septiembre de 1944 se firmó un acuerdo de paz. El Ilmailuvoimat terminó otra vez una guerra con más cazas que al comienzo. Finlandia finalizó con la mayor proporción de ases en el mundo en relación con la población. La mayoría de los ases fineses sobrevivieron a la guerra.